Noticias
0

Que espera la Charrería para este 2020

ELECCIONES 2020; QUÉ ESPERA LA CHARRERÍA.   Estimado amigos de este servidor, rato hace que no atendíamos este espacio que amablemente nos brindan algunas plataformas del fabuloso mundo del Ciber-Espacio, pero considero que el momento lo requiere ante lo que se avizora como algo que debe trascender dentro de nuestro Deporte Nacional, como lo serán […]

ELECCIONES 2020;

QUÉ ESPERA LA CHARRERÍA.

Candidatos 2020 

Estimado amigos de este servidor, rato hace que no atendíamos este espacio que amablemente nos brindan algunas plataformas del fabuloso mundo del Ciber-Espacio, pero considero que el momento lo requiere ante lo que se avizora como algo que debe trascender dentro de nuestro Deporte Nacional, como lo serán los próximos comicios electorales a verificarse en este año.

Dos hasta el momento son los Precandidatos a “suspirar” por la Silla Presidencial de nuestra Federación Mexicana de Charrería, A.C., cada uno con sus diferentes propuestas y vertientes que buscan ganar el voto y la simpatía de los sufragantes quienes tendrán la última palabra en esta contienda electoral. Más sin embargo considero que bien vale la pena hacer un pequeño análisis, NO DE LAS PROPUESTAS que hasta el momento han esgrimido los dos participantes a últimas fechas, sino cuestionarnos nosotros mismos; qué espera, qué requiere y necesita en la actualidad la Charrería Organizada para que en verdad trascienda a nuevas y más elevadas latitudes.

Habremos de recordar que la Charrería Organizada como Deporte, cuenta con más de 80 años de existencia y en comparación con otras disciplinas deportivas, EFIMERO ha sido su avance, por más que existan Congresos, Campeonatos Nacionales o Particulares. Lo cierto es y aunque nos duela el decirlo, vivimos una Charrería EGOLATRA que difícilmente puede llegar a las masas y convertirse en un verdadero centro de espectáculos de gran atractivo para la población en general. La pregunta es: ¿Qué le falta a la Charrería para cumplir con ese objetivo fundamental?

Líneas anteriores mencioné la palabra EGOLATRA y para un servidor es el término apropiado porque en resumidas cuentas yo cuestiono: ¿Quién SE DIVIERTE, dentro de una competencia charra: EL CHARRO, LA CHARRA o EL PUBLICO ASISTENTE? Y una muestra clara de este cuestionamiento resulta ser que, en cada evento que se realiza vemos escenarios semidesérticos salvo, claro está, las famosas Finales de los Campeonatos (Y NO TODAS) que no son ni con mucho un detonante sólido de proyección hacia nuestro deporte. Lo he mencionado en múltiples ocasiones, “LAS SEMIFINALES Y FINALES DE NUESTROS CAMPEONATOS NACIONALES, NO SON MÁS QUE UN ESPEJISMO, A LOS CUALES ACUDIMOS AÑO CON AÑO, PERO SOMOS EN GENERAL EL MISMO PÚBLICO DE SIEMPRE”. Entonces: ¿Qué requiere nuestro deporte en estos tiempos modernos en pleno Siglo XXI y de alta tecnología?

La Charrería tiene un origen con HISTORIA, rica en TRADICIONES y COSTUMBRES muy arraigadas, pero es necesario que olvidemos (NO QUE BORREMOS) por un momento ese “RANCIO ROMANTISISMO” y veamos hacia el futuro sin perder SU ESENCIA, apoyados en gente capaz y profesional que le devuelva FRESCURA a nuestro deporte y por ende buscar derroteros que marquen otra pauta a seguir, fijando la mira en las nuevas generaciones –fuerzas básicas- que en verdad son el futuro de cualquier disciplina deportiva y por ende, quienes serán los responsables y encargados de mantener, PRESERVAR y difundir nuestra TRADICIONES Y COSTUMBRES. La HISTORIA como tal es sólo eso, HISTORIA y nada más, se requiere ver hacia el futuro apoyados en las experiencias del pasado.

En suma, se requiere de auténticos profesionales en materia de MERCADOTECNIA que asesoren técnicamente a la actual generación de charros y charras, pero principalmente a los nuevos dirigentes. Lejos de egocentrismos y con una amplia apertura a futuro para DIFUNDIR el deporte, dando apertura a todos los medios de comunicación, no sólo a pequeños grupos y sectores de los medios informativos, es decir, AGLUTINAR a todos como son: prensa escrita, radio, ciberespacio, televisión, etc., olvidando un poquito esas retoricas de que el CAMPEONATO NACIONAL CHARRO es la fiesta máxima de nuestro deporte cuando ni someramente nos podemos comparar estos eventos charros con auténticos espectáculos de talla Internacional como lo son la Justa Mundial Olímpica, el Campeonato Mundial de Futbol, la Serie Mundial de Beisbol, la NBA o la NFL, etc., donde tiene millones y millones de seguidores en el mundo, pero estoy cierto que con inteligencia y buena disposición de los nuevos dirigentes se pueden trazar inicialmente metas a corto, mediano y largo plazo, para poder rendir los frutos deseados que es LA DIFUSIÓN CON TODA LA AMPLITUD DEL DEPORTE CHARRO.

En este rubro un servidor propongo, Porqué no instituir un galardón como bien pudiera ser EL PRIMO ANUAL DEL COMUNICADOR el cual se otorgue año con año, máxime que dentro de la fuente tenemos excelente “plumas” y comunicadores que se han destacado por su amplia trayectoria en el medio, por su VERACIDAD y OBJETIVIDAD dentro de sus actividades. Como también reconocer oficial y ampliamente a los Locutores Charros, todos ellos COMUNICADORES que con su esfuerzo y dedicación HACEN DE SU ACTIVIDAD. UN VERDADERO APOSTOLADO EN LA DIFUSIÓN de nuestro deporte.

Por otra parte y en otro orden de ideas. Se dice que la “charrería está dividida”, esto, desde el punto de vista DEPORTIVO y reitero: DEPORTIVO. Y qué bueno porque no debemos olvidar que dentro de cualquier Disciplina Deportiva EXISTEN NIVELES Y CATEGORIAS, lo que viene a dar un “plus” al deporte. A nadie debe sorprender esta “división”, por el contrario, debe ser un paliativo adicional para depurar los niveles deportivos de cada equipo, buscado siempre la superación en cada faena, y no considerar este término como DISCRIMINATORIO o PEYORATIVO. En estos momentos existe charrería para todos los gustos; habrá quien le satisfaga más y hasta añore la charrería de hace 50 o más años, como habrá quien guste de la actividad deportiva actual y son bienvenidas ambas expectativas. Lo importante en este rubro es que se PROFESIONALICE (y no me refiero al aspecto económico) y REGLAMENTE en debida forma el SISTEMA DE PARTICIPACIÓN de dichas categorías, en la cual forme parte fundamental el propio Consejo Directivo Nacional estableciendo las bases CLARAS Y SOLIDAS para cada división, desde Dientes de Leche hasta Charros Mayores, pasando por todas y cada una de las demás categorías y desde luego de ambas Ramas: Femenil y Varonil. Me parece por demás UTOPICO querer unir a las categorías dentro de un Nacional porque NI SON TODOS LOS QUE ESTÁN, NI ESTÁN TODOS LOS QUE SON. Para ello se requiere DISPOSICIÓN, ORDEN, RESPETO Y DISCIPLINA para lograr este vital objetivo y que redunde en favor de un público que valorará con mayor interés el desempeño de cada participante y nivel deportivo. Contrario a lo que estamos viviendo en los últimos y MARATÓNICOS NACIONALES, en donde se ve TODO Y EN MUCHAS OCASIONES SE VE NADA. Es muy bonito aplicar esa retórica de la HERMANDAD CHARRA, y es cierto, pero tratándose del aspecto deportivo y competitivo: “CADA OVEJA CON SU PAREJA” donde existirá mayor EQUIDAD DEPORTIVA.

Otro punto por demás interesante y que ha resultado álgido para casi todas las Administraciones ha sido sin duda alguna la famosa CREDENSILIZACIÓN, EL PAGO DE SEGUROS con entrega oportuna. INFORMACIÓN RAPIDA Y EXPEDITA. En este sentido y por experiencia propia creo que es el “talón de Aquiles” en el cual no se ha cumplido a cabalidad. En este orden de ideas estoy convencido que nuestra institución requiere de PERSONAL ALTAMENTE CAPACITADO que brinde un servicio de CALIDAD Y CALIDEZ a sus agremiados y no únicamente a través de sus respectivos PUAS Y DELEGADAS, sino de manera personalizada, con lo cual nuestra Institución presentaría una cara totalmente diferente en el aspecto ORGANIZATIVO Y HUMANITARIO. Pero para ello se requiere AUTÉNTICO COMPROMISO Y ESPÍRITU DE SERVICIO en todos los aspectos.

Por otra parte, la Charrería actual está plagada de “charros de yeguas, ganado y corraletas”, es decir, gente capaz de llevar a feliz puerto no una competencia charra, sino un Campeonato de Alto Nivel. Pero la charrería actual, sí en verdad busca un cambio requiere de Charros PENSANTES Y DE ESCRITORIO, personas de alta capacidad reconocida y COMPROBADA en todos los aspectos: Deportivos, Administrativos y de índole social y político, pero sobre todo de un alto sentido de responsabilidad frente a los posibles cambios que nuestro deporte requiere, amén de una ALTA Y CONNOTADA SOLVENCIA MORAL, QUE PUEDA VER DE FRENTE A SU FAMILIA, AL DEPORTE Y A LA SOCIEDAD.

La efervescencia de las campañas comienza a hacer espuma y cada quien tendrá su propio criterio y candidato. Lo que sí debe ser importante para todos los sufragantes es que, al momento de emitir su voto, sea un voto RAZONADO Y NO POR COMPROMISO, DADIVAS o COMPADRAZGO, un voto LIBRE QUE BUSQUE CAMBIOS SUBSTANCIALES PARA BIEN DEL DEPORTE, PERO LO MAS IMPORTANTE Y MEDULAR ES QUE BUSQUEMOS LA MANERA DE SUMAR PARA MULTIPLICAR; Y NO DE RESTAR PARA DIVIDIR.

Me despido deseando que este año 2020 llegue colmado de salud y felicidad para todos los hermanos Charros y sus Familias, reiterando que la mejor opinión será siempre la de usted amable Lector.

FERNANDO JIMENEZ RIOS.

Compartir

    Escrito por redaccion

    There are 0 comments

    Leave a comment

    Want to express your opinion?
    Leave a reply!